lunes, 22 de julio de 2013

¿Por qué estudiar online? Ventajas del e-learning

Escrito por Inserver el . Posteado en Blog
 
consejos

La fiebre del e-learning que estamos viviendo en los últimos años tiene sus razones de ser. Esta modalidad de formación ofrece muchas ventajas tanto a particulares como a empresas, y por sus características se adecua perfectamente a las circunstancias en las que vivimos actualmente. Muchos profesionales quieren continuar formándose para adaptarse a los retos de los nuevos mercados, pero no disponen del tiempo o de los recursos económicos necesarios para asistir a un curso presencial ¡Ahora sí que entendemos el éxito del e-learning! A continuación, te numeramos las razones principales por las que creemos que estudiar online es una buena elección:

Flexibilidad

Históricamente, una de las barreras principales a la hora de estudiar era la barrera espacio-temporal. Es decir, la imposibilidad de estar en el lugar donde se imparte la docencia en ese justo instante. Una persona que no vive en la ciudad en la que se imparte la docencia tiene una barrera espacial. Mientras que otra que trabaja en jornada completa tiene una barrera temporal. El e-learning ha roto con esas barreras creando un espacio virtual que funciona a forma de aula pero con autonomía.

Comodidad

Esta facilidad logística hace que el alumno no gaste tiempo ni energías en procesos que no se centren en la adquisición de conocimientos. Dicho llanamente, esta modalidad de formación va al grano y ofrece menos pérdidas de tiempo.

Compatibilidad con otras actividades

La educación online permite al alumno dedicarse a otras cosas a la vez que formarse. No tiene porque verse afectada su jornada laboral ni de ocio. La autonomía ofrecida permite que cada cual se organice como quiera.

Reducción del tiempo empleado

Debido a lo anteriormente comentado el alumno adquiere conocimientos de manera más rápida. Varios estudios han demostrado que los tiempos de aprendizaje pueden disminuir en un 40-60% respecto a modalidades presenciales.

Acceso universal

No se necesita gran cosa para poder cursar un módulo de e-learning. Un ordenador y una conexión a internet son suficientes para “asistir a clase”. La formación online ayuda sin duda a que la educación se democratice, poniéndola al alcance de todo el mundo.

Mayor retención

Varios estudios afirman que los conocimientos se retienen un 25% más en procesos de e-learning que siguiendo métodos presenciales convencionales. Posiblemente, el factor de auto aprendizaje y autodisciplina hacen que el alumno tome parte más activa en el proceso, acelerando así la asimilación de conceptos.

Facilidades económicas

El coste de los cursos online suele ser entorno a un 30% más barato que los presenciales. Nos encontramos ante un nuevo factor de democratización. Además, según la revista Training, el 66% del presupuesto que una empresa invierte en la formación de sus empleados es gastado en conceptos de transporte y alojamientos vinculados al lugar físico en el que se imparte la educación. Este gasto se ve completamente eliminado en el caso de los cursos de e-learning.

Modelo colaborativo

La información puede ser actualizada y modificada al instante. Al igual que las aportaciones que los alumnos o profesores hagan en los canales de comunicación. Gracias a este feedback, los alumnos adoptan un papel más activo y dejan de ser meros receptores de información. Mediante las herramientas de e-learning que facilitan la participación del alumno (foros, chats, correos…) éstos generan flujos de información que pueden ser tan o más importantes que los generados por el profesor. Hasta ahora el profesor generaba los contenidos que los alumnos deberían asimilar. Con la educación online los contenidos son generados por todos los participantes, enriqueciendo de manera considerable el proceso de formación.

Tratamiento personalizado

Cada alumno cuenta con su propio perfil o ficha. También tiene a su disposición varias herramientas que le permiten identificarse y estar en interacción constante con su profesor (u otros alumnos). Si te interesa conocer las principales herramientas utilizadas en el e-learning haz click aquí y lee el artículo.

Evaluación continua

Las herramientas y plataformas de e-learning facilitan la evaluación continua de la actividad del alumno. A diferencia de los cursos a distancia convencionales, los cursos online permiten monitorizar detalladamente el proceso de aprendizaje. Esta facilidad de seguimiento no sólo se emplea por parte de los docentes, sino que también se pueden ver beneficiadas las empresas. Al implantar cursos de e-learning en las empresas, éstas tienen la posibilidad de hacer un seguimiento detallado y general de cada uno de los empleados y su proceso de aprendizaje; cantidad de conexiones, última vez en la que se conectó, materiales utilizados, grado de satisfacción con la formación, etc.