jueves, 28 de noviembre de 2013

Elearning: ¿Educar o aburrir?

Hemos vivido una cultura y una tradición educativa donde el rol de los estudiantes  ha sido siempre pasivo es decir leer, escuchar y memorizar para el examen. Desde luego este aprendizaje  era poco motivador, bastante  aburrido y de funestas  consecuencias (tratemos de recordar lo aprendido en los años de colegio o universidad y nos daremos cuenta que hemos olvidado gran parte de los conocimientos adquiridos). Las nuevas teorías educativas han demostrado que el verdadero conocimiento se adquiere y se construye cuando el estudiante se desempeña de manera activa, cuando aprende de sus experiencias, cuando experimenta. Para ello será imprescindible la labor del docente, quién deberá lograr que el proceso de aprendizaje sea activo y participativo, donde el estudiante pueda construir sus propios conocimientos acerca de nuevos contenidos, pero en relación con los que ya tenía anteriormente.
En una metodología e-Learning el alumno debe romper la dependencia profesor-alumno a la que estaba acostumbrado y debe convertirse en el protagonista de su proceso de aprendizaje. Su actitud debe ser activa, participativa, permitiéndose así adquirir destrezas que le permitan no sólo tener acceso y manejo de información sino crear y proyectar información que enriquezca su aprendizaje.
En la universidad, el punto más importante es el contenido que el alumno va adquirir a través de la asignatura que el profesor desarrollará, es por ello que la educación por medio de e-Learning incorporó otros medios que facilitaron aún más la accesibilidad y la difusión de la educación, este proceso ha incorporado actualmente contenidos que  han seguido siendo los mismos, asociando mayor cantidad de información,  por medio de videos, multimedia, videoconferencias, blogs, etc , en realidad lo ideal es generar diferentes cápsulas  de aprendizaje que se puedan administrar en distintos momentos del día, para ello es necesario dinamizar  los cursos con diversos elementos y recursos de aprendizaje, por ejemplo: videos, animaciones cortas, contenidos debidamente fraccionados y dosificados, etc.
Cabe recalcar que un contenidos online, en consecuencia no es un texto de Word pasado a HTML sino al contrario debe ser un material dinámico , interactivo, directo, práctico en realidad que contribuya a la autoformación del estudiante  ya que el éxito de una asignatura radica en darle a los contenidos su verdadera importancia.
Podemos observar que una de las necesidades más notorias a la hora de realizar una acción formativa mediante una metodología de e-Learning  es la de disponer no solo de unos contenidos enfocados a las características de la  enseñanza tradicional, es decir contenidos que incluyan descargas de Word,Pdf o presentaciones PowerPoint o simples conversiones a HTML, sino al contrario debemos  aprovechar las ventajas que internet pone a nuestra disposición, como docentes debemos ser capaces de gestionar recursos y contenidos digitales de calidad, generando así nuevas expectativas en nuestros estudiantes.
Cuando se vela  por sistemas en los que la figura del profesor se convierte en un simple soporte para el aprendizaje individual del alumno, ya sea a través del correo electrónico, foros o chats cobran una   mayor  relevancia la calidad didáctica, funcional y estética de los contenidos que reciben los estudiantes pues algunas veces  se enfrentan  solos  al material didáctico que se le da, al respecto Asinsten (2007)  menciona “una animación aburrida, aburrirá tanto como un texto aburrido”, de ahí radica la importancia en la elaboración y selección del contenidos online, mismos que deben tener ciertas características para lograr los objetivos propuestos . Por tanto como docentes debemos tener una actitud más dinámica ante las innovaciones que requieren los cambios que sufren tanto los contenidos ya que los mismos se constituyen como pilares claves para el éxito del e-Learning.
Como vemos, los contenidos son la pieza fundamental de una metodología e-learning o en todo caso mediante el e-Learning con o sin apoyo del tutor. Por tanto, los materiales han de ser creados específicamente  para la función que deben cumplir, es decir una misma información se puede presentar de diferentes formas, dependiendo de los objetivos que intente cubrir y del medio en que se vaya a implementar, es así que deberemos transformar los contenidos que pretendemos transmitir de acorde a nuestros objetivos de manera didáctica, accesible, atractiva, etc propiciando así  en el estudiante nuevas expectativas de aprendizaje. Por tanto en el desarrollo de un determinado material educativo se deben cuidar con especial atención los aspectos didácticos, al menos cuando utilizamos como medio de transmisión de conocimiento la metodología e-learning, tendremos que tener en cuenta las limitaciones y posibilidades que nos ofrece este medio.
Si realizamos contenidos interactivos en e-Learning , debemos desarrollar animaciones que se carguen en la plataforma rápidamente, lo mismo sucede si se trata de materiales para imprimir, en este caso debemos trabajar  con formatos pdf  de baja resolución ( no muy cargados o pesados), entonces la clave se encuentra en realizar un análisis de todo el material que se irá a virtualizar antes de comenzar el desarrollo y ver las necesidades de los estudiantes.
Es por ello  que el docente rige un nuevo reto, la capacitación contínua que se rige en un aspecto fundamental para el logro de un proceso realmente integrador de las herramientas tecnológicas en la educación. A diferencia de otros recursos educativos estos se caracterizan por dos componentes interrelacionados: el tecnológico  y el pedagógico. Ello significa que el profesorado ha de dominar estos recursos y también debe conocer cómo utilizarlos para que la práctica educativa en e-Learning  sea enriquecedora.
Por un lado la formación del profesorado en nuevas tecnologías debe perseguir la innovación y el cambio educativo, fundamentalmente con relación a los roles profesionales y los métodos didácticos,  es por ello que se hace necesario que la formación de los docentes debe perseguir la constante actualización en cuanto a contenidos en e-Learning.
Autora: Lic. Leidy Laura López Luna